¿Cuántas tarjetas de crédito debería tener? ¿Uno, dos, nueve, una para cada los días del mes? De acuerdo, tal vez no 30, pero podemos asegurarle que hay un punto en la vida para esas preguntas, y generalmente ocurre cuando estamos a punto de hundirnos en deudas o queremos aumentar nuestro puntaje crediticio rápidamente.

Las tarjetas de crédito son herramientas financieras basadas en el crédito renovable. Lo que significa que una vez que obtenemos la aprobación de una de ellas, podemos usarla todo el tiempo que deseemos sin volver a solicitar un nuevo crédito cada vez que realicemos una compra.

Las tarjetas de crédito permiten pagar total o parcialmente al comienzo de cada nuevo ciclo, un período previamente establecido por los prestamistas. Una vez que tenga uno de estos instrumentos en su bolsillo, su puntaje crediticio se verá afectado por cómo lo use.

Por ejemplo, FICO tiene en cuenta estas cinco categorías al calcular la puntuación de alguien.

  • Historial de pagos (35%)
  • Nivel de utilización de deuda / crédito (30%)
  • La edad del crédito (15%)
  • Mix de crédito (10%)
  • Consultas de crédito (10%)

Comprender esto es clave para comenzar a hacer un uso más racional de las tarjetas. El pago a tiempo es un factor importante, pero luego viene la relación de la utilización del crédito. Esta se refiere a la cantidad de límite de crédito disponible para el uso al final de un ciclo. Por ejemplo, si tienemos un límite de crédito de $ 3,000 y debemos $ 2,500, la utilización de crédito es un alto 83,33%. Según los algoritmos, cuanto más cerca estamos de alcanzar nuestro límite, más aumenta el riesgo de convertirnos en morosos.

¿Hay de tener varias tarjetas?
Podrías tener varias tarjetas en lugar de una (o ninguna, pero esa estrategia no contribuye a obtener un puntaje crediticio más alto) y distribuir tu deuda entre todas. A primera vista, parece una jugada inteligente, pero, nuevamente, depende de cómo manejes esta opción.

El nivel de deuda considera su utilización de crédito tarjeta por tarjeta y luego calcula la situación del conjunto. El consejo más común es tener este porcentaje por debajo del 30%, pero superior al 0%. Es mejor adeudar el uno por ciento de su límite que cero para fines de calificación crediticia. El último escenario podría inducir a error en su cuenta, y que esta sea etiquetada como inactiva para el ciclo.

Calculando nuestro porcentaje
No es una fórmula complicada. Arriba adelantamos cómo hacerlo, pero ahora vamos en detalle.

Primero, verificamos el límite de la tarjeta de crédito. Si poseemos más de una, sumamos cada limite. Por ejemplo, TCL 1 + TCL2 + TCL3 + y así sucesivamente. El resultado es nuestra capacidad de endeudamiento.

Ahora, verificamos los saldos actuales y los sumamos también. Eso es lo que debemos.

Por último, dividimos la deuda total entre el límite total de la tarjeta de crédito y multiplique el resultado por 100 para obtener un porcentaje.

Ahora, tenemos una mejor idea general sobre cómo administrar el consumo de la tarjeta de crédito para tener un impacto favorable en nuestro puntaje crediticio.

Cuanto menor sea la tasa, mayor será la puntuación. Sin embargo, intentar aumentar nuestro límite general combinando diferentes tarjetas de crédito puede llevarnos a una posición abrumadora en la que haya que lidiar con diferentes ciclos de facturación, tasas de interés y tarifas anuales, lo que podría comprometer nuestro presupuesto.

Además, cuando se trata de tarjetas de crédito, otros factores influyen en el puntaje crediticio. Por ejemplo, la antigüedad promedio de las cuentas, porque cuanto más tiempo estén en nuestro poder y activas las tarjetas de crédito, mejor será para nuestro puntaje. O decidir cerrar tarjetas de crédito, esto porque porque nuestro límite general disminuirá y nuestra tasa de utilización de crédito aumentará.

Por último, nos gustaría recomendar seguir la la mayoría, cuando debemos responder cuántas tarjetas deberíamos poseer. Los estadounidenses tienen un promedio de 4 tarjetas, por lo que tener dos o tres parece un consejo seguro.

BlogSpanish

bad scorecreditoFinanzas PersonalesMal CréditoSuperior Scores

Translate »